FANDOM


Jumpy Djehut Jumpy
Djehut
Ciudad Capital
Facción dominante
Casa Hazat
Religión
Iglesia Universal del Sol Celestial
Población
9.000.000

La ciudad de Djehut es la capital planetaria de Sutek, la cual alberga una población aproximada nueve millones de habitantes. Es gobernada por la Casa Hazat y en ella se encuentran la catedral planetaria de Santa Esmeralda, el ágora planetaria el Bazar de Djehut, el Espaciopuerto Terminus y muchos otros lugares de interés.

HistoriaEditar

Primera RepublicaEditar

Los humanos han comerciado, intercambiado y vendido aquí durante milenios, remontándose hasta la misma Primera República. Durante sus primeros días, Djehut proporcionó un lugar de encuentro central donde los colonos independientes del planeta pudieran exponer sus mercancías ante los compradores de las zaibatsu y el creciente número de comerciantes libres.

DiásporaEditar

Djehut se volvió uno de los más importantes puntos comerciales de los Mundos Conocidos. Con el declive de la Primera República, enfrentada a casi todos los mundos que declaraban su independencia, Djehut se convirtió en la vía principal para los productos que alcanzaban los masivos mercados de Terra Santa. Debido a que los líderes de Terra declararon ilegales la mayoría de estos productos e incluso prohibieron los productos de Sutek ocasionalmente, el mundo comenzó a ganarse su prolongada reputación con el contrabando.

Segunda República y CaídaEditar

La importancia de Djehut disminuyó durante la Segunda República al dispersarse por el universo los centros del comercio, y nunca ha recuperado su antigua posición de importancia. Incluso aunque la propia población de Sutek rivalizaba con la de otros grandes mundos comerciantes, como Byzantium Secundus, Criticorum y otros, estos lo eclipsaron rápidamente. Aunque muchos mercaderes y abogados se asentaron aquí, la mayoría se encontró que los acuerdos en los que participaban eran menos importantes que los de sus colegas en otros lugares.

Era ImperialEditar

La situación no ha cambiado mucho a día de hoy, aunque los pobladores nativos lo niegan.

Economía y GremiosEditar

La Liga Mercantil, todas las Casas Reales y la misma Iglesia Universal mantienen oficinas en el ágora de la capital, el Bazar de Djehut, pues entre sus muros se compran y venden muchas cosas. El ágora propiamente dicha son en realidad varios distritos urbanos, aunque mucha gente los considera uno solo. Comienza con el espaciopuerto Terminus justo a las afueras de la ciudad, y se extiende por varios barrios de la ciudad.

Cuando los nativos de Sutek mencionan el ágora, normalmente se refieren al gigantesco bazar que cubre dieciséis hectáreas de la zona norte de la ciudad. Vendedores ambulantes de todas clases ofrecen sus mercancías a quien las quiera. La mayoría de los mercaderes se plantan delante de sus puestos temporales, gritando y suplicando a los paseantes que entren. Muchos de estos puestos parecen construidos y colocados sin ton ni son. Un comerciante de holovídeos puede instalarse al lado de un proveedor de ganado, intentando hacerse oír por encima del griterío del vendedor de alfombras de enfrente. Aunque algunas tiendas son estructuras permanentes, la mayoría de mercaderes plantan una estructura un día, allá donde tengan sitio para ponerla, y la desmontan en cuanto han vendido toda la mercancía. Cerveza, ropa, herramientas, té, libros, armas y demás se venden en este lugar.

Conocido como el Círculo de Oropel esta zona rodea el bazar, pero se concentra en su parte este, en ella se encuentran los muchos centros gremiales del ágora. Aquí los gremios instruyen a sus nuevos trabajadores, celebran sus muchas reuniones y formalizan los acuerdos demasiado grandes o sensibles para ser llevados en el bazar. Aunque muchos nobles de alto rango no pensarían siquiera en hacer sus compras en el bazar, prefiriendo enviar a sirvientes a hacer los recados, a todos les encanta ir de compras a los centros gremiales. La llegada de una nave de carga De Vatha desde Byzantium Secundus puede atraer a cientos con la cartera en la mano. Los centros son donde va uno a por la mejor joyería, vinos excelentes y sofisticadas máquinas pensantes.

El Mercado de Bestias se encuentra en el límite de la ciudad, entre los centros gremiales y el espaciopuerto Terminus, existen gigantescas explanadas donde reunir el ganado y otras criaturas vivas que necesitan pasar por Djehut. También se disponen aquí otros recursos naturales antes de partir a su destino final. Los capitanes de las naves espaciales negocian el embarque de grandes cargamentos y los mercaderes vienen a comprar nuevos productos. Los Carroñeros controlan absolutamente todo aquí y todos los conductores, porteadores y sobrecargos trabajan para ellos.

Los gremios que tienen más actividad en el Espaciopuerto Terminus poseen o alquilan edificios justo en el exterior del mismo. La presencia de los Carroñeros es la más obvia, con su cúpula geodésica Tierracielo. Su gremio ganó prominencia pronto en Sutek, recuperando los numerosos restos de las sociedades previas y usando los frutos de esas operaciones para comenzar otras. Afirman que sus antecesores reconstruyeron Terminus durante la Diáspora y usan esta afirmación (así como la fuerza de sus sectores de servicios) para justificar su dominancia en el ágora de Djehut.

Fe y CleroEditar

La Catedral de Santa Esmeralda está ubicada en una colina, llamada el Risco de Hoffmann, que domina el espaciopuerto Terminus al norte, desde aquí el Arzobispo Planetario supervisa los asuntos de la Iglesia Universal en Sutek. La sede local está dominada por la Orden Eskatónica, aunque se profesa una estricta adhesión a la Ortodoxia de Terra para evitar conflictos de intereses.

El mismo San Palamedes inauguró la catedral, que descansa encima de una antigua fortaleza sathraista, y consagró al Pancreador las partes preexistentes. La catedral siempre ha servido como centro de estudios teúrgicos y aunque no es tan notable como las escuelas de Tierra Santa y Pentateuco, ha tenido su ración de alumnos famosos, para bien o para mal.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.