FANDOM


Priests avestites
Archivo DIGAMMA APOCRYPHA Archivo

El Bibliotecario Jefe de Terra Santa advierte que los elementos aquí aparecidos no forman parte del Canon oficial de los Mundos Conocidos. Su lectura, por tanto, queda bajo la responsabilidad de la Inquisición.


Jumpy Aracne Jumpy
Imperio Assamida
Mundos Perdidos
Facción dominante
Imperio Assamánida
Facciones
Bandidos del Cráter, Imperio Assamánida, Iglesia Universal (rama herética)
Gobernante
Virrey Euterpe Ectarión
Capital
Tulanta
Religión
Iglesia Universal
Catedral
Palacio San Lextius de Turanta
Ágora
Liga de Tres Mundos, en la Costa de Aceite
Guarnición
5
Tecnología
Estándar de los Mundos Conocidos
Estrella
Tazaracta, una gigante amarilla
Sistema Solar
Ulbarra (0,5 UA), Aracne (6 UA) Athermos (Ectapion, Scelentes, 12 UA), Protalia (16 UA)
Saltos
8
Mundos adyacentes
Tophet, Biafra
Población
60 millones
Alienígenas
15 millones (obun)
Recursos
Obsidiana, agrícola
Exportaciones
Agrícola, cristales
Paisaje
El paisaje es oscuro y lúgubre en las zonas nativas, con suelos negros y brillantes, y numerosos pozos de color azul oscuro.
Idioma
Aracni.


Aracne  es un Mundo Perdido perteneciente al Imperio Assamánida

DescripciónEditar

Se trata de un mundo jardín viejo y algo gastado, en el cual existían muchas reliquias de la Primera República. Su rasgo más notable es el inmenso Cráter De Ruvatau, en forma de telaraña, y su abundancia de obsidiana, que forma buena parte de los suelos y montañas del planeta. El planeta tiene una atmósfera autosustentada por la terraformación de Doramos, que hizo algunos de sus primeros experimentos aquí.

FaunaEditar

En el pasado, el mundo sólo tenía poca fauna, debido sobre todo a la relativa ausencia de oxígeno. Los suelos fértiles de Aracne, sin embargo, demuestran mucha riqueza de carbono y nitrógeno. Los mares estaban casi sin vida, pero sustentaban un ecosistema débil. Existen fósiles, sin embargo, que muestran indicios de una megafauna extinta. Muchos suponen que fue un planeta arrasado durante la Guerra de los Cielos, y que las principales ciudades Annunnaki se hallaban en el actual Cráter.

Doramos, sin embargo, trajo una serie de animales de otros mundos, para ayudar a la flora a progresar, y asimismo utilizó conocimientos arcanos para recuperar algunas especies de los fósiles, como los Ulzinos, un filo biológico completamente nuevo con un protoexoesqueleto articulado en seis sectores, que pasa por varias fases de vida. Los ulzinos viejos parecen tener alguna forma rudimentaria de inteligencia, pese a que carecen por completo de cerebro. También hay animales parecidos a los cordados, pero con una estructura extravagante similar a la de una araña de diez patas, de un olor espantoso y sumamente agresivos, llamados azoríes. Los azoríes tienen una particularidad: parte de sus excreciones forman el oxígeno de la atmósfera, en un ratio de 15%, aunque también lo respiren.

FloraEditar

La flora de Aracne se basa fundamentalmente el la terrestre en las zonas habitables, pero existen varios ejemplos de flora exótica.

Entre ellos están los Árboles Tejidos: plantas largas y achaparradas con lianas y hojas grisáceas. Estos árboles además poseen unas curiosas formaciones en sus troncos, que asemejan "abrigos" que los protegen de los fríos inviernos afélicos del planeta. Estas plantas fueron modificadas por Doramos, en un intento de sustentar una atmósfera respirable fuerte.

Entre las plantas más extravagantes se encuentran los magrantes, plantas cordadas con un armazón de obsidiana negra, que rezuman aceite para impedir buena parte de los predadores. No obstante, forman parte del grupo autótrofo, y son uno de los principales aportantes de materia orgánica a partir de sus hojas, detritos y frutos.

También están las cianoplantas: "charcos" vegetales con capacidades acidulantes, que disuelven el suelo de obsidiana y lo convierten en materia orgánica. Estos "charcos" tienen hojas fluidas y viscosas, y son organismos multicelulares complejos, con pared celular, pero que resultan líquidos al tacto. Están emparentados genéticamente con los magrantes, y a veces incluso adquieren parte de su genoma, ya que descomponen parte de la obsidiana de su estructura sólida. El óleo de los magrantes es de la misma composición lipídica que la mayor parte de las cianoplantas.

Existen otras variantes, y las mutaciones son abundantes. Estacionalmente, Aracne cambia considerablemente, ya que nuevas especies (o viejas reaparecidas) reforestan montañas y planicies de obsidiana. 

HistoriaEditar

Se supone que en el pasado estuvo habitada y colonizada. Muchas formas biológicas y restos geológicos parecen restos de millones de años de ruinas. Asimismo, los científicos de la Segunda República dataron el Cráter de Aracne en una fecha cercana al inicio de la Guerra en los Cielos. El cráter es prácticamente inexplorable, ya que es un pozo que llega casi hasta el núcleo del planeta, adonde se precipitan aguas, y está perpetuamente cubierto de neblina y vapor ardiente. Se supone que se trató de un ataque orbital de un arma con una inmensa potencia, varias veces más grande de lo imaginable.

Sin embargo, el planeta permanece estable.

HumanidadEditar

El planeta fue descubierto durante la Diáspora por colonos de terra Santa provenientes de varios países diferentes, sobre todo africanos, mediterráneos y afganos. Los colonos se establecieron en zonas diferentes, alejados entre sí, pero finalmente la competencia por los inicialmente escasos recursos generó una serie de conflictos internos. El planeta estaba además alejado de las principales rutas de comercio, y fue consignado como "fronterizo" y de poco valor. No obstante, durante el auge de la Segunda República, el sabio Doramos llegó a investigar el fenómeno del Cráter y terraformó buena parte del planeta, experimentando varias estrategias que luego llegarían a su auge en Daleth-4: un planeta casi muerto, aunque con vestigios de vida, realzado y vigorizado a partir de la transformación de las Líneas Ley. Durante este proceso, numerosos Ur-Obun llegaron al planeta, interesados en el trabajo del ya veterano terraformador, y fueron sus principales obreros y colonos. La mayor parte de los Ur-Obun se establecieron en los Santuarios: máquinas terraformadoras arcanas sobre puntos estratégicos y místicos. Los Obun forjaron sus ciudades alrededor de ellos, y establecieron nodos agrícolas.

Durante los inicios de la República, varios mini "estados" de Aracne siguieron un régimen anarquista o comunista, con un sistema económico que estaba pensado para repartir la riqueza, y de base agraria. Si bien existía industrialización básica, estos territorios producían fundamentalmente alimentos. Sin embargo, las compañías de la República rápidamente notaron esta situación y tomaron cartas en el asunto: un modelo alternativo carente de estructuras de poder amenazaba sus intereses e ideologías. En principio pusieron una serie de colonias controladas directamente por representantes de las compañías (con una notoria presencia de EGO, debido al potencial terraformador), luego intentando dominar el capital cultural del planeta, más adelante implantando colonias religiosas, y finalmente, ante la resistencia de los nativos, incitados por los Obun, realizaron bloqueos comerciales estelares. Hubo dosis módicas de violencia entre los corsarios de Tophet, a cargo de la casa Kossuth, que terminaron por colapsar a las colonias anarquistas. Se fusionaron estados y ciudades en un gran Consejo, denominado Pacto de Tonocta, dominado por los socialistas utópicos (entre ellos varios caballeros obuníes), e iniciaron una campaña de desgaste y tierra quemada a los corsarios y zaibatzu, que duraría un siglo entero.

Tras la caída de la República, los incidentes entre los planetas colindantes se multiplicaron. Un grueso contingente republicano, el Cuarto Batallón de Assam, se refugió en la cercana Tophet, y derrotó a las fuerzas Kossuth, primero, y a la casa Gesar después, que controlaba parte de su atmósfera. El batallón establecido en Tophet comenzó una lenta guerra de desgaste con los distintos poderes de Tophet, hasta fundar una plutocracia capitalista. Los assamánidas, como se los conocía entonces, iniciaron contactos nuevamente con Aracne, estableciendo incursiones frecuentes. Los aracneos, en principio beneficiados por la caída y el fin del hostigamiento, rápidamente fueron degradando su base tecnológica, especialmente en armas, y no tuvieron demasiada fuerza cuando los assamánidas finalmente atacaron. No obstante, la naturaleza anárquica de su sociedad impedía un control efectivo, y los atentados se multiplicarían, hasta que el brillante Osteón Emeaulci, un táctico assamánida, estableció la Doctrina de Ocupación Efectiva y una serie de maniobras que destruyeron la resistencia en los centros obuníes, quebrando el "espíritu" de Aracne. Asimismo, introdujeron plagas y espionaje para detectar montoneras y terrorista, y eliminar cualquier foco de resistencia.

Aracne, además, fue repartido entre plutócratas, companías y oligarquías, a veces utilizando locales, y a veces colonos de Tophet y Tonoth, una adquisición reciente de los assamánidas. Los assamánidas planeaban tomar Iver para ampliar su poder, pero cuando el portal de Iver se abrió a los Mundos Conocidos se abrió, la visión del Imperio del Fénix implicó un repliegue rotundo hacia el interior.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.